Previsualiza tu historia

2017

EL CENTRO DE DÍA NECESITA MÁS ALEGRÍA

COLEGIO TERESIANO MARIA INMACULDADA MORA DE TOLEDO

Castilla la Mancha

profesor o educador

JOSE LUIS VEGUE GALVEZ

A los profesores nos preocupaba el tema de las personas mayores de nuestra localidad y pensamos que el Centro de Día era una oportunidad para dar a conocer a nuestros alumnos las instalaciones y el trabajo que desde los servicios sociales del Ayuntamiento se presta a las personas mayores. Los alumnos visitaron las dependencias del Centro de Día del Ayuntamiento de Mora: - Planta baja: bar, patio interior, biblioteca,pasillos, sala multiusos, escaleras de acceso - Primera planta: oficinas de trabajadores sociales y directora, pasillos, sala de plástica y manualidades, peluquería, gimnasios, patio interior, sala multiusos y baños.

Los alumnos se centraron en las dependencias en las que son atendidas las personas que van al Centro de Día porque pensaban que necesitaban más alegría en cuanto a decoración de las aulas y las paredes.

Estaban afectados los mayores que por diferentes causas son atendidos en el Centro de Día y las trabajadoras y terapeutas que les atienden. A los mayores y trabajadoras del centro les pareció muy buena idea que nos centráramos en estas dependencias y en sus usuarios. Las cuestiones materiales interesaban poco a los mayores, que manifestaron que estaban muy bien atendidos y que tenían suficientes recursos para las actividades que allí realizan. La alegría pasaba más por el trato humano y personal que por la decoración de espacios.

Tras identificar todos los focos de acción y elegir uno de ellos por mayoría surgieron las siguientes ideas para abordarlo: - Pintar y decorar paredes de las dependencias. - Charlas con los mayores. - Ponerles música. - Hacer con ellos actividades variadas y diferentes a las que hacen - Jugar con los mayores. - Poner flores. - Bailar para ellos. - Preparar actuaciones variadas. - Hacerles compañía. - Talleres de manualidades. - Aprender de ellos. - Recordarle el pasado. - Hacer ejercicio físico con ellos - Acompañarles en las salidas fuera del Centro de Día. - Mejorar el acceso desde las salas a un patio interior (rampa). - Cocinar con ellos. - Construir un pequeño huerto. - Celebrar fiestas temáticas y de cumpleaños. - Crear juegos para ellos. - Ver con ellos películas antiguas y la televisión. - Hacerles dramatizaciones y pequeños teatros. - Contarles chistes y hacerles reír. - Darles cariño. - Hacerles presentaciones digitales. - Hacerles experimentar con los sentidos. - Hacerles imaginar

Las ideas más votadas fueron: - Charlas con los mayores. - Hacer con ellos actividades variadas y diferentes a las que hacen habitualmente - Aprender de ellos. - Mejorar el acceso desde las salas a un patio interior (rampa). - Celebrar fiestas temáticas y de cumpleaños con ellos. - Hacerles experimentar con los sentidos. De ellas, eligieron mejorar el acceso desde las salas a un patio interior. Hubo que reconducir el proceso y hacerles reflexionar si realmente con esta actuación dotaban al centro de más alegría. Nombramos un comité de expertos para que volviera a ir al Centro de Día y analizara si la actuación era viable y correspondía al objetivo planteado. Tras el análisis, el comité aclaró al resto del grupo que la rampa no iba a dotar de más alegría al centro y que la actuación no se podía llevar a cabo porque era demasiado complicada para el grupo. Tras reflexionar de nuevo se dieron cuenta de que dotar de más alegría al centro era básicamente hacer compañía a los mayores y hacer con ellos actividades variadas. La reflexión les hizo caer en la cuenta de que muchas de las actividades que habían desechado podrían formar parte de un proyecto que consistiría en hacer diferentes actividades con los mayores de manera organizada y pautada con los responsables del centro.

Preparamos dos actividades para hacer con los mayores: un taller sensorial para que los mayores experimentaran a través de los sentidos y una presentación digital que comparara Mora en la actualidad con Mora en el pasado. Dicha presentación serviría para charlar con los mayores sobre cómo vivían, dónde solían ir a pasear, dónde jugaban, cómo celebraban las fiestas, etc.

El resultado ha sido fantástico, dimos alegría a los mayores y les hicimos pasar un buen rato haciendo cosas diferentes a las que hacen todos los días. En los alumnos y docentes la actuación generó gran ilusión y alegría y una gran satisfacción por un trabajo bien hecho. Todos los alumnos dieron lo mejor que tenían durante el desarrollo de las dos actividades.

20-50

En todo momento manifestaron su alegría por la presencia de los alumnos y las actividades que habían realizado. No pararon de reír, recordar, experimentar, hablar, sentir, emocionarse‚Ķ

El primer reto fue informar al alcalde sobre el proyecto y solicitarle permiso para actuar en el Centro. Para ello, escribimos una carta que entregamos en mano al alcalde que nos recibió en su despacho y mostró su conformidad con nuestro proyecto. A partir de ese momento nos pusimos manos a la obra y desarrollamos las actividades programadas ese mismo día.

0-7 Días

- Aprender fuera del centro. - Trabajar en equipo. - Aprender de otras personas. - Dialogar para llegar a acuerdos. - Aprender prestando un servicio. - Valorar la importancia de organizarse bien. - Gestionar bien los enfrentamientos y conflictos que se han producido. - Trabajar con ilusión. - Gestionar los imprevistos y problemas que surgieron. - Conocer el trabajo que se realiza en el centro con los mayores.

- Ver cómo cada miembro del grupo aportaba su granito de arena para que el proyecto saliera. - La alegría de los mayores y de los alumnos siempre que hemos ido al Centro de Día. - La seriedad con que la mayoría de los alumnos han abordado el proyecto. - La alegría y satisfacción de los alumnos tras el trabajo bien hecho y al ver la alegría que ellos habían transmitido a los ancianos. - Cómo los alumnos son capaces de buscar soluciones en tiempo real. - La compenetración en el trabajo entre los dos docentes responsables del grupo.

Lo hemos compartido con la Dirección del Centro, con todas las clases del colegio (presentaciones digitales y dramatizaciones), con el pueblo (mercadillo del martes), trabajadores del Centro Día, familias de los alumnos implicados, docentes del centro, con el Ayuntamiento (entrevista con el Alcalde y publicación de una nota de prensa al respecto que apareció en la página web del Ayuntamiento).

Más de 100

Asumir el proyecto como un proyecto de centro, para que los alumnos de Secundaria puedan programar y desarrollar actividades que den más alegría a los mayores del pueblo. El proyecto puede ser viable si se asume desde la tutoría de los diferentes grupos, sobre todo de Secundaria. El Equipo Directivo del centro se ilusionó con el proyecto y se tendrá en cuenta a partir del próximo curso. Uno de los grandes retos es que este proyecto no solo llegue al Centro de Día sino que puede ponerse en práctica en todos los lugares donde los mayores son atendidos. En Mora hay dos residencias de ancianos donde podríamos llevarlo a cabo.